El Acebo

Si existe un árbol en Asturias característico de la montaña y sobretodo del invierno astur este es el Acebo. Hojas verdes con pinchos y frutos rojos, resaltan en la nieve blanca y protegen a la fauna de la dureza de los inviernos

Descripción:

Es un pequeño arbol de crecimiento lento que puede alcanzar los diez metros de altura. Tiene un porte piramidal y tronco recto, liso y de color gris verdoso.

Sus hojas son perennes, de color verde oscuro (aunque existen variedades variegadas), coriáceas y rígidas. Además, el borde de la hoja del acebo es espinoso.

Se caracteriza por su fruto de color rojo intenso, el cuál es tóxico y nunca debe ingerirse. Además, el falso muérdago es un símbolo de la navidad y se le han atribuido siempre propiedades mágicas.

Hábitat:

Por lo comentado antes, todos podemos intuir que el acebo se localiza en muchas regiones sobre todo, en los espacios que quieren tenerlo como un elemento ornamental dentro de un jardín o los parques de los alrededores de la ciudad en sí sin embargo, el origen de estos arbustos se encuentra en el oeste de Asia y Europa.

Criados en el interior de los bosques o en las laderas de umbría, tajos y espacios de montaña, el suelo en el que se encuentran más cómodos es aquellos que son frescos y sueltos y que además por lo general, son principalmente silíceos.

En cualquier caso, existen ejemplares de diferentes modelos de esta especie que se distribuyen por otros continentes que nada tienen que ver con estos que aquí comentamos.

No obstante, en Europa sí que se ha dado un crecimiento importante del mismo y actualmente podemos localizar siembras en muchos espacios.

Protección:

En el Principado de Asturias este pequeño árbol esta protegido.

Acebos en Asturias
Arbol del Acebo en Asturias