Descenso de barrancos en Asturias.

El barranquismo es otra de las actividades estrella que se lleva a cabo en Asturias junto con el descenso en canoa por el Río Sella y la famosa Ruta del Cares.  Esta actividad consiste en descender a pie un río de alta montaña mientras nadas, saltas en pozas, te deslizas por toboganes naturales, escalas ó rapelas por cascadas entre otras cosas.

Para realizar esta actividad, llevarás los materiales adecuados (traje de neopreno, casco, arnés y botines de neopreno) e irás acompañado siempre por un monitor especializado.

Existen varios niveles dependiendo de las aptitudes y de la edad. Hay barrancos fáciles, que son ideales para familias con niños; barrancos de dificultad media, para los que tienen conocimientos básicos de escalada y barrancos de dificultad media-avanzada, para aquellos que tienen experiencia en barranquismo o montaña.

En el Principado de Asturias hay una gran variedad de ellos, entre los que destacan en la parte oriental de la comunidad autónoma:

Barranco de Rubó en Peñamellera Alta:

Es el mejor barranco para iniciarse, ya que es de dificultad baja, ideal para realizar en familia y con niños. Cuenta  con toboganes y saltos en pozas de agua cristalina y tiene una duración de una hora y media aproximadamente. Se ubica en el río Rubó que nace en el corazón de los Picos de Europa y desemboca en el río Cares.

Barranco de Vallegón en Amieva:

Es uno de los barrancos de iniciación más populares en la zona. Situado en el concejo de Amieva, cuenta con 800 metros de recorrido en el que la diversión estará asegurada. Cuenta con saltos, toboganes y rápeles adaptados para todos, ya que hay varias opciones para ir descendiendo por el río. Este barranco además, lo atraviesa un bosque frondoso que apenas te dejará ver el cielo, lo que lo hace aún más especial. Tiene una duración de 2 horas aproximadamente.

Barranco de La Molina en Cabrales:

Situado en el río Castaño, es un barranco apto para todo el público que cumpla unas condiciones físicas mínimas. Cuenta con laberintos acuáticos, saltos de hasta 8 metros de altura y muchas zonas de nado. Este barranco de 700 metros tiene una duración de unas 2 horas.

Descenso de barrancos en Asturias
Descenso de barrancos en Asturias
Descenso de barrancos en Asturias

Barranco de Carangas en Ponga:

Situado en pleno Parque Natural de Ponga (Reserva de la Biosfera), es un barranco de dificultad media ideal para todos aquellos que les guste la aventura. En él se realizó el Campeonato de barrancos de España hace varios años, en el que todos los expertos se pusieron a prueba. Destaca por sus rápeles de hasta 15 metros de altura, sus toboganes y su último salto de 6 metros de altura. Duración de 1 hora y media. Requiere autorizacion al estar dentro de un Parque Natural.

Barranco de Viboli en Ponga:

Situado en La Foz de Viboli y en pleno Desfiladero de los Beyos, es uno de los más clásicos de los Picos de Europa. Casi 1 kilómetro de recorrido lleno de toboganes, saltos, rápeles, pasillos estrechos y toboganes han sido formados haciendo de este barranco una gran maravilla. Es apto para todos aquellos que tengan conocimientos de montaña y que físicamente estén en forma, puesto que es de dificultad media-alta. Duración de unas 3 horas. Requiere autorización al estar dentro de un Parque Natural.

Barranco de Cándanu en Ponga:

Barranco con casi 3 kilómetros de recorrido que se divide en dos tramos. El primer tramo lo compone La Foz de Viboli (anteriormente descrito) y la segunda en La Foz de los Andamios, en la que destacan los saltos de hasta 8 metros, rápeles de más de 20 metros, toboganes y pasillos estrechos y encajados. Es apto para todos aquellos que tengan experiencia en montaña, ya que es en un terreno resbaladizo y los saltos y rápeles son muy técnicos. Requiere autorización al estar dentro de un Parque Natural.

Barranco de Purón en Llanes:

Conocido como el Cuevón de Pruneda y situado en la Sierra del Cuera, es un barranco subterráneo (Espeleo-barranco) con un comienzo fácil y un final difícil. Ideal para los más atrevidos y por supuesto, que tengan una experiencia previa ó unas buenas condiciones físicas, ya que sus rápeles superan los 30 metros de altura y dentro de la cueva el curso del agua continua, por lo que se encontrarán pasillos y rápeles que habrá que realizar sólo con la ayuda de una luz frontal. El tramo de fuera de la cueva es complicado también ya que el terreno es resbaladizo y hay muchas piedras sueltas. Duración de unas 3 horas.

Y lo más importante, para realizar este tipo de actividades es obligatorio saber nadar e informar de posibles lesiones físicas.

Y ya sabes, si te gusta la aventura y la acción esta es tu actividad ideal ¡No lo dudes!

Descenso del Río Sella en canoa. Si quieres información o reserva, escríbenos.

Reservas por WhatsApp:

646 47 71 72