DESCRIPCION

El descenso del Sella. El rio Sella es uno de los ríos más bonitos y limpios de la península. Gracias al descenso del rio Sella en canoa podrás disfrutar de sus bellos paisajes. A la vez que te diviertes con una de las actividades más espectaculares de turismo activo.

Situado en los entornos del Parque Nacional de los Picos de Europa. El Sella desemboca en la villa marinera de Ribadesella. El rio Sella te permite disfrutar de sus 15 kilómetros de descenso por aguas tranquilas  y sin tener ninguna experiencia. El recorrido total son unas 4 horas.

CARACTERISTICAS

Para el descenso del Sella nuestros monitores os darán unas nociones básicas del manejo de la canoa y del recorrido a realizar. Se os proporciona un picnic y un bidón estanco para guardar vuestras pertenencias. 

Las salidas se realizan entre las 11:00 h y las 13:00 h. ininterrumpidamente y la edad mínima para la actividad es de 5 años.

Disponemos de canoas de 1, 2 y 3 plazas.

Disponemos de 2 salidas: una primera a 7 kilómetros (2 horas) y la segunda a 15 kilómetros (4 horas). Una vez en el final del recorrido os llevaremos de vuelva a nuestra base de actividades en donde disponemos de duchas y vestuarios.

La empresa proporciona:

  • Chaleco salvavidas.
  • Bidón estanco para que guardes la comida, toalla, …
  • Peto de neopreno si las condiciones climatológicas son adversas.
  • Monitor especializado que te explicará las nociones básicas para manejar la pala y controlar la embarcación.
  • Bolsa Picnic [comida y agua], para reponer fuerzas.
  • Seguro de R.C.
  • Servicio de duchas y vestuarios.

Que necesitas traer:

  • Te recomendamos que traigas ropa deportiva y calzado cómodo que se pueda mojar, además de crema solar y gorra.
  • No olvides traer toalla y ropa para cambiarte después del descenso.
descenso del sella 2018
descenso del sella 2018

HISTORIA

Para conocer el origen del Descenso Internacional del Sella, hay que remontarse al año 1929. Cuando Dionisio de la Huerta, decidió hacer una excursión en piragua por el río Piloña, desde Coya hasta Infiesto. Durante sus vacaciones de verano en su casa familiar en Coya. En aquella aventura le acompañaron un grupo de amigos, recorriendo durante más de dos horas el trayecto de 5 kilómetros.

Con la experiencia de aquella aventura, Dionisio trató de convencer a sus amigos Alfonso Argüelles y Manés Fernández para que le acompañaran a descender el Sella desde Arriondas, río abajo. Este primer descenso por el Sella estuvo lleno de paradas para vaciar la piragua del agua que tenía dentro y llenar el estómago con algún que otro bocadillo. Mmientras que un grupo de amigos seguían sus avances desde un autocar por la carretera que une Arriondas con Ribadesella. La noche se les echó encima, por lo que en Soto de Dueñas, se vieron obligados a dar por finalizado este descenso y dejarlo para otra ocasión. Habían recorrido 14 kilómetros durante 7 horas en las que disfrutaron de las aguas del Sella y del paisaje que lo rodea.

Dionisio, y las aventuras que organizaba, fue durante un tiempo tema de conversación en Infiesto. Aún sin saberlo, aquella aventura había supuesto la semilla del actual Descenso del Sella y de la Fiesta de las Piragüas. Dionisio, no conforme con la experiencia vivida, realizó en el año 1930 el trayecto completo desde Coya hasta Arriondas, y finalmente, en el año 1931, llegó hasta Ribadesella.

Fue en el año 1932 cuando quedaron ubicadas definitivamente la salida y meta del descenso en Arriondas y Ribadesella, respectivamente. En este año, tuvo lugar la primera edición de carácter competitivo, en la que tomaron salida trece palistas provenientes de Oviedo, Gijón, Ribadesella e Infiesto. Las primeras inscripciones de palistas de fuera de la comunidad llegaron en el año 1935.

descenso del sella 2018
descenso del sella 2018

Himno de las Piragüas

Guarde el público silencio (bis)

y escuche nuestra palabra (bis)

De orden de Don Pelayo

después de medir las aguas,

presidiendo el dios Neptuno

los actos de esta olimpiada,

con las novias, los tritones,

el cañón, los centauros y Pialla…

nuevamente se autoriza, en Arriondas,

la carrera de piraguas.

Y cuando demos los vivas

que el reglamento nos manda,

contesten todos a coro,

enronquezcan las gargantas,

que es fiesta de toda Asturias.

Más si alguno tiene cerca

una chavalina guapa,

que no la pierda de vista

ni deje de vigilarla;

y, si de veras le gusta,

comience ya a enamorarla,

porque es tradición que en Llovio,

al final de esta jornada,

cuando de las siete en punto

resuenen las campanadas,

a las mozas que lo quieran y se dejen,

Don Pelayo da permiso

para poder abrazarlas.

Y si luego, andando el tiempo,

vamos al cura y nos casa,

con los neños que tengamos

vendremos a las Piraguas

con los collares de flores

y las monteras terciadas,

que no hay fiesta más alegre,

ni más movida y galana,

ni con más bello paisaje,

ni esencia más asturiana.

Cantadlo con toda el alma,

que resuene en todo el valle,

¡Asturias Patria Querida!

el himno de las Piraguas.